lunes, 16 de octubre de 2006

No actualizo

Hace unos días que no escribo nada porque cuando trabajo de trasnoche en el bar del hotel, de día estoy hecho un marmota. Y si, ustedes van a decir claro, pero si yo también laburo las mismas horas que vos o seguro que más y me levantó que no sé ni como me llamo, pero que sí salame, dejá de llorar que le pasa a medio mundo. Seguro que sí, yo no sé el resto, en mi caso no es que ando con sueño o cansado, no no, sencillamente no existo y cuando ya se me empieza a enderezar el día me tengo que ir a laburar de nuevo. Tanto que ni siquiera me enteré que estuve viviendo una semana con un día atrasado. Resulta que el reloj no me cambió de septiembre a octubre cuando tenía que hacerlo y así anduve con un día de menos durante toda la primera semana de este mes hasta que me avivó el chofer de un colectivo. El ticket que yo tenía para el pasaje era válido hasta el día 6 pero en la maquinita estaba meta sonar el pito de error y el tipo se cagó de risa cuando yo le mostraba el reloj atrasado, mientras me rompía el ticket en ocho. Me dijo que era 7 y de paso me despertó.

1 comentario:

  1. Anónimo3:39 p.m.

    como se extrañan aquellas antiguas curas de sueño. Jajaja. rz

    ResponderEliminar