lunes, 26 de mayo de 2008

Un poco mucho

Ya sé que estamos en el 2008 y ahora tenemos ventajas tan importantes como comprar un par de medias por internet o una bandeja de champiñones sin intención de gusto a algo, pero a mí, algunas veces, las cosas me parecen un poco mucho. Voy al Carrefour y en uno de los negocios venden animales. No es nada nuevo, pero creo que nunca antes había visto ofertas del tipo 2x1 en mascotas. Unas lagartijas cara de nada que no sirven más que para hacerte el cheto cuando invitás alguna mina a tu casa se vendían a precio de bicoca: una por 9 mangos y 2x15. Así nomás, lleve dos que le sale más barato, aproveche la oferta. Yo me juego que muchas de esas lagartijas van a terminar fritas en el tacho de basura, y ni hablar si reciben críticas negativa de las mina, sería fulminante para el pobre reptil.
Pero lo que más me conmovió fue un cartel que decía lo siguiente, como pueden ver en la foto:

Gato persa: 275 euros.
Gato común: 30 euros.

Son dos gatos, nada más que uno es comunardo y el otro se llama persa y comprarlo es de fifí. Encima que el gato de toda la vida le saca mil vueltas al persa, se tiene que aguantar que lo ninguneen como un salame. Nunca me cayó bien esto de que los animales tengan precio de mercado. Pero acá ya me parece que se va al carajo.

1 comentario:

  1. a mi en particular,el tema de las tiendas se animales,es algo que me supera...ya sabemos que es un negocio y que todos tenemos derecho a ganarnos la vida como podemos,pero aún así....me supera.
    y mas me supera cuando estamos en fechas navideñas y los veo la vidriera,saber que mas o menos para semana santa, van a parar a la calle (en el mejor de los casos)...
    QUE HAY QUE IRSE DE VACACIONES....

    ResponderEliminar